Blogia
VOZ UNIVERSITARIA

MASACRE SIONISTA EN EL LIBANO....

MASACRE SIONISTA EN EL LIBANO.... Por: Grettel Reinoso Valdés

No es nuevo para nadie lo que está ocurriendo allá tan lejos, en esas partes del mundo que algunos podrían sentir como ajenas, impropias, desconocidas.
Acaso tiene geografía, tiene religión el dolor humano?
El odio y la intolerancia, la furia espumosa del poder, tienen en nuestros días una expresión tan común, tan conocida, que pudiera ser integrada a la vida diaria de la Humanidad.
El imperio yanqui y su eterno aliado israelí andan acabando con este mundo perfecto, con este planeta ideal para la vida de los seres humanos, el único en el que todas las condiciones se dieron para la prosperidad, la fecundidad, la continuidad y todos respiramos el mismo aire, más o menos contaminado, y todos nos alimentamos de esta madre tierra para un día morir ante ella.
De donde sacaron los hombres la diferencia discriminatoria? De donde sacaron los hombres el odio?
Hoy, el Libano es víctima de una de esas masacres iracundas. Sus mujeres, ancianos y niños, son destrozados por las bombas israelíes, que es igual que decir yanqui. El Medio Oriente se presenta como un un plano, un ensayo, un blanco que marque el inicio de la dominación del universo. Los mismos judíos que murieron por miles en los campos nazis, los mismos judíos que tuvieron que huir del odio y la xenofobia del fascismo y que el mundo entero ayudó a liberar, ayudó a llorar, son estos mismos que hoy llevan el estandarte de la agresión, del poder, de la aversión intolerante y el crimen contra la Humanidad.
Y es que los hechos van más allá de un conflicto religioso, territorial, étnico. La masacre contra los palestinos, de Gaza o del Líbano, es un crimen contra el ser humano que, como siempre, lleva un trasfondo económico, estratégico, terrible. La realidad es la muerte, la muerte de mujeres, niños, la muerte de inocentes. Mientras, el mundo Occidental, bajo la tutela del imperio de Norteamérica y la omnipotencia silenciadora de los medios, vive en su limbo inventado y solo siente alguna que otra sensación de asco o lástima cuando, devorando una porción de comida chatarra frente al TV, observa la imagen de un palestino muerto
Las imágenes son feas, sí, como feo anda el mundo. Es necesario que esto sea dicho, sea comprendido, sea repudiado en acción, porque no hay más que seres humanos en este planeta y nadie intervendrá a salvarnos de una caos de odio a escala global, como nadie intervendrá a desaparecer las armas nucleares o barrer un poco las inmundicias del medio ambiente. Este es nuestro hogar y nadie más que nosotros podemos salvarlo, arreglarlo. El hombre, palestino, judío, alemán, es la única raza. Dígase "hombre" y ya se han dicho todos los derechos, decía José Martí, en el siglo XIX. Sin embargo, el derecho a matar, el derecho a exterminar no se nos es dado y aunque es posible hacer uso de él, debe ser repudiado, castigado y superado por el resto de la Humanidad, si no queremos levantarnos un día estallando en pedazos, si no queremos que nuestros hijos sean desaparecidos, si no queremos que un día, el oxígeno se vuelva irrespirable.

Las imágenes dicen más aún...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres