Blogia
VOZ UNIVERSITARIA

Pobres Gentes, una mirada a la Rusia de 1846

Pobres Gentes, una mirada a la Rusia de 1846

Por: Lisandra Gómez Guerra 

“La genialidad de Dostoievsky es indiscutible. Por la fuerza de su expresividad, su talento puede compararse sólo con el de Shakespeare.”

                                                                                                        Máximo Gorki. 

Cuba, 21 de mayo de 2005 

Esta carta va dirigida a los que temen leer la literatura rusa. Muchos cuentan que en sus páginas sólo se encuentran cosas aburridas y mucho dolor, como consecuencia de la historia de este país. Mas, en los libros de sus grandes escritores descubrimos un mundo fascinante que atrapa a los lectores por su reflejo de la época.  

Hombres como Gógol, Dostoievsky y Tolstoy han creado un camino único, esbozado por el realismo ruso. Sus obras critican la sociedad, dibujan con exactitud la psicología de los personajes y el conflicto entre ellos.  Además, se caracterizan por una precisión al describir el escenario de sus personajes.

Este mensaje no es más que mi tributo a uno de estos grandes, “nervioso plebeyo, fanático y genuino ruso, admirable apóstol de la Humanidad, paladín constante de una concepción mística del mundo y de los hombres”1. No cabe duda de que es, Fiódor Mijáilovich Dostoievsky (1821-1881). Sus novelas realistas reflejaban un profundo análisis psicológico de las emociones humanas, factor indispensable por lo que tiene una influencia muy poderosa tanto en los escritores del siglo XIX como en los del XX.  

Entre sus obras más conocidas podemos encontrar El doble (1846), Crimen y castigo (1866), El idiota (1868) y  Los endemoniados (1871-1872) conocida como Los demonios. Su primera novela Pobres Gentes (1846), no ha tenido un alto reconocimiento. Tal vez sea  por la poca madurez como escritor. Mas el peculiar estilo de esta obra ameniza la vida de los más necesitados.

Pobres Gentes, la desdichada historia de amor de un funcionario estatal, Makar Dievuschkin y Varvara Dobroselov vertida de forma epistolar, recibió  buenas críticas por su tratamiento realista de la situación de los pobres. Al final de la lectura, comprendemos los problemas de ambos personajes, víctimas de sus propias circunstancias por la marcada miseria con que viven.  Según los especialistas: “el libro era bastante novedoso, pues añadía la dimensión psicológica a la puramente narrativa, en su análisis de los conflictos del protagonista, observándolos desde su propio interior”. 2

La obra es un espejo de la época. Las descripciones de los variados escenarios y las actitudes de los personajes de acuerdo al nivel social representan la situación de este país en 1846. Reflejan la dictadura de Nicolás I (1825-1855), Zar que gobernaba en el período de creación de esta pequeña novela. Dentro de las características generales del contexto histórico encontramos un gran florecimiento literario, un fuerte régimen político, la organización económica estaba muy atrasada, se arrastraba formas totalmente superadas, como la servidumbre y sus secuelas. En la historia de Rusia se recoge este momento como el de mayor opresión al pueblo, estructurado por campesinos mayormente, comerciantes y  pequeño burgueses.

La novela transcurre durante cinco meses. La correspondencia de los protagonistas devela sus más sinceros sentimientos. Dostoievsky en varios pasajes, apoyado en Makar y Varvara, muestra la situación social de los marginados, desheredados y de los más humildes, el régimen político, la estructura de los centros comerciales y calles, la atomización de la sociedad y la profundización del abismo entre las clases. En el libro se utilizan personajes y ambientes, en forma de burla, para criticar los males de Rusia en 1846. Ejemplo de esto es que toma a su personaje principal, el hazmerreír de todos por su precaria vida, como miembro de la burocracia oficial y la manera por la que el mendigo de la calle Fontanka llega a esas circunstancias. Cada página pone al desnudo las pequeñas miserias de un amor imposible en un ámbito mezquino y burocrático.  Makar Dievuschkin y Varvara Dobroselov eran vecinos. Ambos vivían en pisos alquilados. Los rusos generalmente se alojaban como inquilinos. El que pudiera pagar más tendría entonces, mejores condiciones. Makar le contaba a su amiga como su habitación era oscura, con olor a moho, según él era un rinconcito muy discreto porque se pasaba meses sin poderle pagar a la dueña, Teresa. A pesar de estas condiciones no se consideraba el de menos recursos porque otro arrendatario llamado Gorshkov, quien había perdido el trabajo hacía siete años, junto a sus tres hijos y esposa residían en un cuartucho que hacía esquina separados por un biombo (mampara). De esta forma vivían los rusos en este período. La vivienda se consideraba uno de los principales problemas de las ciudades.Los campesinos explotados por los propietarios de las aldeas, que al adueñarse de las parcelas de tierras se convertían en los dueños de sus trabajadores, se trasladaban a las ciudades para trabajar durante algún tiempo y prosperar. El padre de  Dobroselov,  desempleado tras la muerte del príncipe P., propietario de la finca donde laboraba, viaja a la ciudad en busca de mejorar la economía de su familia. La  difícil situación económica que atravesaba el país lo condujo a que sus deudas se acrecentaran.

La autoridad imperial se imponía mediante un sistema muy complejo de presiones y controles. Los funcionarios públicos formaban parte de este sistema de control. Los servicios de este sector se recompensaban con la concesión de unas condecoraciones llamadas órdenes. Makar Dievuschkin a los diecisiete años ingresó en la burocracia oficial. Su desigual actitud a los demás compañeros de oficina logró el rechazo de todos. Odiaba la explotación a los hombres con igual corazón que él. A pesar de los problemas y aunque para Dievuschkin era difícil entenderlo, una vez le quisieron conceder una Cruz en premio a su servicio.

Para Fiódor Mijáilovich los intelectuales eran muy importantes.  Makar piensa que su insulsa vida puede mejorar si comienza a instruirse con Ratasaiev en sus veladas literarias. De esta forma, según él, aprendería a expresarse con palabras concretas, en  las diferentes situaciones, tanto vulgares como corrientes. La vida entonces, tomaría un rumbo en busca de mayores satisfacciones. El desempleo aumenta todos los días principalmente en las grandes ciudades. Las mujeres no podían aspirar a grandes puestos de trabajo. La difícil situación de las féminas las lleva a la prostitución, a pedir limosnas y las más afortunadas llegan a ser amas de llaves de las casas de los pequeños burgueses. Varvara Dobroselov no tuvo más opción que trabajar con pocos recursos para una familia de proletarios rurales, hasta que en un accidente casero se quemó una mano y sin recibir explicación es sustituida.  A pesar de la terrible enfermedad, Teresa, la dueña de la pensión, debía mantenerla para sobrevivir. Anna Fiodorovna, en cambio, poseía  una casa con cinco cuartos, pero las fuentes de sus ingresos eran muy enigmáticas como sus ocupaciones.

Los mendigos profesionales alquilaban, en los barrios pobres, niños escuálidos para llamar la atención de los transeúntes y si el niño moría durante el día, seguían exhibiéndolo hasta la noche para no perder el precio del alquiler.  Dievuschkin no podía comprender cómo los pequeños eran víctimas de esta situación tan habitual en la sociedad rusa. En este fragmento se evidencia este cotidiano escenario… “Y temblando todo él, llegase corriendo a mí y mostrándome el papel, con vocecilla que tiritaba, me dijo: “Una limosnita, señor”. …No hay que ponderar el caso, que es claro y corriente. Pero ¿qué iba yo a darle? Pues no le di nada. Y sin embargo, me inspiraba tanta compasión.”3

Rusia no contaba con tiendas como se describe en la literatura europea occidental. Las compras se hacían en los mercados, que consistían en almacenes pequeños y mal iluminados situados unos junto a otros. Cuando Varvara le pidió a su gran amigo que  comprara ropa porque no estaba presentable con su traje gastado por el tiempo, Dievuschkin le describe los desaliñados mercados, donde casi no se podía decidir que llevar porque la ropa a penas se veía y los precios no se correspondían con la calidad. La clase burguesa sí poseía mayores condiciones. Existían costureras de blanco (4) que elaboraban la ropa con encajes, letras caladas y falbalá. Al cumplir con el pedido entregaban el producto terminado a quienes lo pedían. Cuando Varvara decide casarse con Bukov, un burgués, utiliza este medio para obtener el ajuar.   La necesidad de dinero como el instrumento más importante para sobrevivir se  evidencia durante la novela. No se dibuja por igual la forma de pensar y de actuar de los personajes. Anna Fiodorovna, una mujer que vivía desahogadamente en casa propia y el estudiante Pokrovski quien para poder vivir en Petersburgo debía enseñarle francés, alemán, historia y geografía a Sasha, sobrina de Anna, son dos de los polos opuestos que caracterizan las diferentes clases sociales. Así como, la triste historia de la familia Gorshkov, quienes primeramente tuvieron las condiciones mínimas en el sepelio del hijo menor al no poderlo pagar y luego perdieron al padre al devolverle el dinero robado.Bukov, burgués no entendía los inocentes favores de Makar hacia Varvara. En agradecimiento expresó: “¿Se contentaría con quinientos rublos por todo lo que ha hecho? Esas cosas no se hacen por dinero. Eso es absurdo; esas cosas están bien para las novelas.”5

En un día de paseo Dievuschkin describe la diferencia entre las calles de Fontanka y

Gorjovaya. En la primera se podía encontrar algún aprendiz de cerrajero, artesanos, borrachos, prostitutas. En Gorjovaya durante la noche había luces de gas y personas con sombreros con cintas.

Los personajes protagónicos se diferencian también de acuerdo a sus gustos. Makar Dievuschkin antes de conocer a su amiga se sentía inferior por su baja cultura y status social, en cambio junto a ella reconoce que lo más importante es que:… “soy un hombre, todo un hombre a corazón y pensamiento”6. En cambio Varvara Dobroselov  decide casarse sin amor con Bukov para salvarse de la pobreza y para garantizar un próspero futuro. Después de encontrar a su esposo los gustos cambiaron. La ropa fina y los viajes en coche eran su divisa.

Sin temor a equivocarme, Fiódor Mijáilovich Dostoievsky es uno de los novelistas rusos más importantes de la literatura universal, que investigó hasta el fondo de la mente y el corazón humano. Su obra narrativa ejerció una profunda influencia en todos los ámbitos de la cultura moderna. En cada página de su novela Pobres Gentes, se descubre así mismo y su adelantada forma de pensar. La Rusia de 1846, no podía ser reflejada de otra forma. Gracias, Dostoievsky, por ese regalo.  

Citas

1 Ciberoteca_ Autor del mes. [en línea]. Dostoievsky, vida y obra. 2004.  [consultado: 16 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.ciberoteca.com

2 Ciberoteca_ Autor del mes. [en línea]. Dostoievsky, vida y obra. 2004.  [consultado: 16 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.ciberoteca.com 

3 Dostoievsky, Fiódor M. Pobres gentes. Ciudad de La Habana, Ediciones Huracán, 1999, p.129.

4 Ibídem p.155.

5 Ibídem p.151

6 Ibídem p.151.

BIBLIOGRAFÍA 

Bruckner, Alexander. Historia de la literatura rusa. Editorial Labor S.A, Barcelona, 1929, pp.315.Ciberoteca_ Autor del mes. [en línea]. Dostoievsky, vida y obra. 2004.  [consultado: 16 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.ciberoteca.com. Dostoievsky, Fiódor M. Pobres gentes. Ciudad de La Habana, Ediciones Huracán, 1999, pp.164.Fiódor Dostoievsky. [en línea]. Dostoievsky. 2005. [consultado: 18 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.educarchile.cl. Fiódor M. Dostoievsky. [en línea]. Fiódor M. Dostoievsky. 2005. [consultado: 18 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.sensualbaires.com.Hingley, Ronald. Historia social de la literatura rusa 1825-1904. Ediciones Guadarrama, Madrid 1967, pp.214.Literatura rusa I. [en línea]. Fiódor M. Dostoievsky. 2005. [consultado: 18 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.anedonia.net. Noches blancas, de Dostoievsky. [en línea]. Noches blancas. 2005. [consultado: 16 de mayo del 2005]. Disponible en: URL: http//www.clubdelibros.com.      

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Jorge -

Autor: ANSEL

ESTA INFORMACION NO ME SIRVIO DE NADA OSEA QUE OSO NO PERO NO SABEN ESCRIVIR ESO QUE

ESCRIVAN COSAS BUENAS

_______________________



Leete el libro flojo de mierda.. buscas resumenes de libros de 70 paginas, verguenza!
Encima críticas que la autora del artículo no sabe "ESCRIVIR"
Pegate un tiro..

paola -

no dic ni melaaaaaaaaaa

ANSEL -

ESTA INFORMACION NO ME SIRVIO DE NADA OSEA QUE OSO NO PERO NO SABEN ESCRIVIR ESO QUE

ESCRIVAN COSAS BUENAS

ASD -

ASDASDASDASDASDAS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres